Nuestros fines educativos

– Desarrollo emocional y social al ofrecer al niño encontrarse con otros niños en un entorno estimulante.

– Consideramos la enseñanza-aprendizaje como un proceso activo de construcción e investigación donde los niños son protagonistas. Para ello fomentamos la curiosidad, investigación, iniciativa y reflexión.

– Promovemos un desarrollo armónico e integral de los niños y niñas en aspectos físicos, afectivos e intelectuales atendiendo a sus necesidades, potenciando sus valores y capacidades, creando un clima de seguridad, confianza y afecto.

– Fomentamos hábitos y actitudes de los niños y niñas en aspectos que faciliten un futuro éxito en la interacción social.

– Nos declaramos un centro católico respetando las creencias personales de los demás.

– Tratamos de implicar a los padres y madres en la medida educativa de sus posibilidades y desde su propio papel, en el proceso educativo que sus hijos/as siguen en el centro.

– Defendemos una actitud de vida de los derechos humanos, el compromiso con la paz y la toma de conciencia en el respeto del mundo natural.